13/04/2020
Vuelta

Vamos de nuevo

Hernán Terrazas E.
Hernán Terrazas E.

No es de muy buen gusto hablar de candidaturas en estos tiempos, pero no sería aventurado decir que la pandemia del CIVID-19 ha dejado a todos en un nuevo punto de partida y convertido sus propuestas en un papel casi inservible.

La realidad en la que comenzó la elección es radicalmente diferente a la de hoy en día y las preocupaciones de la población son otras.

Como es obvio, la gente prioriza su salud por encima de cualquier otra cosa, pero está consciente también que los tiempos que vienen serán difíciles y que el rol del Estado será el de generar las condiciones para recuperar la economía y evitar que una recesión, casi inevitable, se ensañe con los más débiles.

La política deberá reinventarse y ser realmente un arte de convivencia. Profundizar las diferencias hoy es casi criminal cuando lo que se necesita es un mínimo de consenso y unidad para diseñar las políticas que amortigüen la caída.

A través de la disciplina y el más o menos generalizado acatamiento de la cuarentena, la ciudadanía nuevamente asumió una suerte de liderazgo colectivo.

No son los líderes individuales los que cuentan ahora, sino ese sentimiento de solidaridad compartida que hermana a todos desde sus encierros.

Más que nunca es la ciudadanía la que perfilará las características de un nuevo liderazgo y es tarea de quienes quieren desempeñar ese papel el descifrar adecuadamente esas tendencias.

Una mirada limitada ingresaría acaso en las torpes dicotomías entre un conciliador o un técnico, un médico o economista, un ingeniero o un abogado, un romántico o un pragmático, cuando lo claro es que la historia que sigue no es la de los iluminados sino la quienes sean capaces de construir equilibrios que, en medio de la incertidumbre y los miedos, por lo menos nos ayuden a entendernos y reencontrarnos en las urgencias.

Cuando el voto mayoritario de la gente es por la vida, hablar en lo inmediato de otra elección es trivial y hasta absurdo.

La cuarentena política deberá seguramente durar más que la cuarentena sanitaria, porque será tarea de los partidos y sus dirigencias, pero sobre todo de sus conductores, el reconocerse y observar la perspectiva de sus posibilidades en el espejo de una sociedad que ha cambiado para siempre.

Hay un nuevo punto de partida y lo andado es, a lo sumo, una difusa referencia. Finalmente no es tan malo decir “vamos de nuevo”.

Hernán Terrazas es periodista.