bru1
bru1
BRUJULA – 1000 X 115 px
BRUJULA – 1000 X 115 px
Economía | 05/02/2022

Imputan penalmente a un fiscal y destituyen a jefe del Senarecom en La Paz por desaparición de 331 kilos de oro, dice Villavicencio

Imputan penalmente a un fiscal y destituyen a jefe del Senarecom en La Paz por desaparición de 331 kilos de oro, dice Villavicencio

Brújula Digital |05|02|2022|

“Tiempo que pasa, verdad que huye” señala el adagio popular y el anuncio del ministro de Minería, Ramiro Villavicencio en sentido de que “tomaron acciones en defensa de los intereses del Estado” transcurridos casi 10 meses desde que desaparecieron 331 kilos de oro de bóvedas de la empresa hindú GoldShine S.R.L. por un valor estimado en 18 millones de dólares, así lo demuestra.

“El Ministerio de Minería y Metalurgia y SENARECOM (Servicio Nacional de Registro de Comercialización de Minerales y Metales), de manera inmediata iniciaron las acciones, proponiendo varias diligencias de investigación para coadyuvar y brindar celeridad al proceso.

Hemos aportado con elementos en el caso que se sigue, y esto se evidencia claramente en el expediente procesal”, aseguró la autoridad a través de una nota de prensa institucional que colgó en su página oficial.

Según el ministro el caso derivó en procesos contra la primera comisión de fiscales que actuaron de manera parcializada, y ampliación de una querella penal contra el ex jefe departamental del SENARECOM en La Paz.

“Hubo una evidente parcialización de la anterior Comisión de Fiscales a favor del principal sospechoso Sr. Amit Dixit (dueño de la empresa GoldShine de la india), y ante la flagrancia de estos hechos, nosotros como Ministerio y el SENARECOM, instamos al Ministerio Público a ejecutar las acciones por las irregularidades cometidas. Es así que después de un proceso disciplinario se logró la destitución del Fiscal de Materia que se encontraba a cargo de la investigación, que además ahora tiene un proceso penal instaurado en su contra”, informó la autoridad minera.

Robo flagrante

El pasado 16 de junio de 2021, este medio denunció que los 331 kilos de oro que fueron secuestrados a la importadora de origen hindú, GoldShine, en diciembre de 2020 por un valor estimado en 18 millones de dólares, desaparecieron de los depósitos que la misma compañía ofreció para resguardar el metal a petición de fiscales y funcionarios del Servicio Nacional de Registro y Control de la Comercialización de Minerales y Metales (Senarecom).

La información fue revelada a Brújula Digital por el exsecretario de Minería e Hidrocarburos de la Gobernación de La Paz, Esteban Pati.

¿Cómo sucedió este hecho, que aparentemente se trataría de complicidad encubierta y tráfico de influencias? consultó Brújula Digital, a lo que respondió Pati, que los fiscales recién asignados al caso ordenaron que se haga una inspección, en el mes de mayo de 2021, para verificar la presencia del oro, bajo resguardo, y donde funcionaban las oficinas de la importadora hindú, acusada por delitos de tráfico ilegal de metales.

Pero al cabo de las acciones legales que promovieron, se toparon con varias sorpresas.

"Primero, no pudieron ver el oro, y segundo, la importadora india, sencillamente, desapareció del lugar donde fijó su domicilio legal, aseguró Pati.

En diciembre de 2019, la Gobernación de La Paz y el Servicio Nacional de Registro y Comercialización de Minerales y Metales (Senarecom), secuestraron a la empresa comercializadora GoldShine –de origen indio- 331 kilos de oro ilegal en la terminal aérea de la ciudad de El Alto cuando intentaba exportar de manera ilegal.

El metal precioso tenía como destino el Reino de Dubai, en el Medio Oriente, indicaron entonces las autoridades al momento de la incautación.

Para concretar el negocio ilícito, la importadora falsificó documentos de exportación y estaba a punto de llevarse oro metálico por un valor estimado, inicialmente en $us18 MM, equivalentes a una Regalía Departamental de Bs 3.000 MM, considerando una alícuota mínima de 2,5%, señalaron entonces autoridades nacionales.

Tras los hechos, en 2020 las autoridades informaron que el oro estaba bajo resguardo en bóvedas del Banco Central de Bolivia (BCB), sin embargo, la realidad era otra.

Sucede que el BCB rechazó el oro debido a que no podía ingresar a bóvedas porque no pertenecía a ninguna institución pública del Estado, y tampoco era producto de una incautación al narcotráfico.

"Entonces, para salir del apuro, los lingotes fueron a parar a una empresa de seguridad dedicada al transporte de mineral", relató Pati.

Allí permanecieron entre diciembre de 2020 y febrero de 2021.

Sin embargo, el 1 de febrero de este año, el fiscal asignado al caso y el investigador, decidieron, unilateralmente, declarar custodio del oro secuestrado al representante legal y principal sospecho del tráfico ilegal del metal: Lamit Dixit de la empresa GoldShine S.R.L.

Es decir Dixit, tuvo la llave y el candado del depósito donde se hallaba bajo resguardo por decisión del Ministerio Público, pero además del Jefe Departamental del Senarecom (Servicio Nacional de Registro y Comercialización de Metales y Minerales), Gonzalo Villca, dijo Pati.

“Ellos son responsables”, levantó el dedo acusador el exsecretario de Minería de la Gobernación de La Paz.

“Con las actas de verificación levantadas es posible evidenciar que es altamente probable que los 331 kilos de oro hayan salido del país, además que el representante legal (de la importadora), también desapareció, no se encuentra en el país”, afirmó la exautoridad.

Villavicencio sostuvo frente a estos hechos y solo a través de una nota de prensa institucional que todos los sindicados deben responder al Estado por los perjuicios ocasionados a la economía nacional.

“El Gobierno a la cabeza de nuestro hermano Luis Arce tiene la política de Cero Tolerancia a la Corrupción. No permitiremos que nadie, sea Juez, Fiscal, Funcionario o ex Funcionario, atente contra los intereses del Estado, que son los intereses de todos los Bolivianos. Caiga quien Caiga, se debe hacer justicia”, afirmó según el reporte de prensa institucional.

El ministro además dijo que respondió con prontitud y oportunidad las consultas que existieron sobre el caso para informar sobre el caso.

“A la fecha hemos atendido todas las solicitudes de información de manera oportuna, conforme a la normativa vigente, es algo que hicimos, lo hacemos y lo haremos las veces que correspondan. De hecho, tenemos una petición de informe oral a la que asistiremos próximamente”, aseguró.

Sin embargo, este medio buscó no solo al ministro, sino también al director nacional del SENARECOM, para que puedan explicar qué paso con el oro que desapareció y dónde fue a parar.

El ministerio, como cabeza de sector, delegó la responsabilidad de aclarar esta situación a la máxima autoridad del SENARECOM.

Empero la autoridad ejecutiva decidió excusarse y no hablar sobre el tema hasta ahora a pesar que este medio remitió un cuestionario precisó al respecto.

BD/ EMV





GIF 2 vision-sostenible-gif-ok
GIF 2 vision-sostenible-gif-ok
bru2
bru2
bk-cuadrado
bk-cuadrado