Brújula digital 728x90 px
Brújula digital 728x90 px
Sostenibilidad| 14/07/2021

Entrevista - Empresas sostenibles deben cuestionar y replantear su rol en la sociedad

Entrevista - Empresas sostenibles deben cuestionar y replantear su rol en la sociedad

Marianela Curie, exviceministra de Desarrollo Sostenible en Bolivia.

Visión sostenible |26|07|21|

Cuestionar el rol de la empresa privada, en especial, en un ambiente de cambio e incertidumbre ahondado por la pandemia, es un ejercicio muy necesario, según la experta en sostenibilidad Marianela Curi, quien fue parte del primer Ministerio de Desarrollo Sostenible en Bolivia y dirigió por más de 10 años la Fundación Futuro Latinoamericano basada en Ecuador con acciones en toda la región. Curi cuenta con más de 40 años de experiencia en el ramo, tanto en el ámbito local e internacional como desde el privado y el público.

“Dejar de lado el business as usual, cuestionar el modelo desde la raíz, es necesario para trabajar realmente en sostenibilidad empresarial”, dice, desde Quito, la exviceministra de Desarrollo Sostenible de Bolivia, quien ahora es especialista en sostenibilidad a escala regional.

Visión Sostenible: Ese es el ideal ¿pero mientras llegamos a él?

Marianela Curi: El ideal debe ser el norte. La sostenibilidad es una forma nueva de vida, que implica, a su vez, una nueva forma de hacer negocios. La sostenibilidad es un concepto muy amplio, complejo y multi dimensional. No hay una receta única ni se puede resolver con una sola acción. En ese sentido, es necesario plantear nuevos modelos de gestión, que abarquen los objetivos y estrategias de la empresa, de modo que la prosperidad de las empresas sea compatible con modos de vida sostenibles a múltiples escalas.

Suena mucho al tema de los objetivos del Desarrollo Sostenible…

Sí, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) responden a esa complejidad, están todos entrelazados y son interdependientes.

La mayoría de las empresas señalan que aportan a algunos de los ODS. No todos parecen calzar con sus actividades.

En realidad, las empresas deben reconocer esta interdependencia y saber cómo su actividad aporta o debiera aportar a la mayoría de los ODS. Por ejemplo, todas buscarán, más allá de sus objetivos y especialidad empresarial, reducir la pobreza (1); la salud y bienestar de sus empleados y grupos de interés (3); promoverán la igualdad de género (5); harán uso adecuado de insumos para sus procesos productivos por ejemplo el agua (6); tratarán de hacer un uso eficiente de energía (7).

También promoverán el trabajo decente y el crecimiento económico (8), buscando reducir las desigualdades (10), buscando que sus actividades aporten al objetivo de lograr ciudades sostenibles (11), trabajarán para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero y sus huellas tanto hídricas como de carbono para aportar a la lucha contra el cambio climático (13); harán uso eficiente de los recursos naturales que precisen para sus procesos productivos, buscando aportar al ecosistema en el que desarrollan sus actividades (14 y 15), buscarán ser instituciones sólidas, justas y promover la paz (16); realizarán alianzas para lograr sus objetivos (17).

Como se puede ver, sus enfoques deberán integrar la mayoría de los ODS, independientemente del tipo de empresa que sea y deberán desarrollar indicadores para ver cómo están aportando a las metas de esos objetivos.

Las empresas, desde la visión planteada por Curi, estarían ante la tarea de asumir una responsabilidad más amplia con la sociedad en su conjunto que sobrepasa su rol económico para dar respuestas más acordes a las exigencias de esta nueva realidad.