Brújula digital 728x90 px
Brújula digital 728x90 px
TD-2021-Naturaleza-Paisajes---Banner-(1000x155)px
TD-2021-Naturaleza-Paisajes---Banner-(1000x155)px
Inclusión financiera| 04/12/2021

Opinión - Banca más digital, pero sin crecimiento

Opinión - Banca más digital, pero sin crecimiento

Jorge Velasco*

Al finalizar el año vemos un sistema financiero que ha profundizado el avance digital a través de una mayor inversión en tecnología e impulsando a sus clientes a utilizar los canales digitales. En efecto, las transferencias electrónicas (operaciones interbancarias, intrabancarias y pago de servicios) a septiembre del presente suman casi 51.000 millones de dólares y 66 millones de operaciones, que equivalen a un crecimiento anual del 31% y 82%, respectivamente. Por otro lado, el crecimiento mediante la plataforma Simple fue de 1.300% a agosto, que equivale a 2,3 millones de transacciones por un valor de 174 millones de dólares.

Sin embargo, el crecimiento de la cartera a septiembre ha sido corto; solo un 2% con relación a diciembre de 2020. En efecto, según el reporte de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), la cartera de créditos pasó de 27.356 millones de dólares, en diciembre de 2020,  a 27.948 millones de dólares, en septiembre 2021. La cartera de microfinanzas es la que más se ha incrementado (2,9%), la empresarial, 2,7%; en vivienda, 2,2%; en PyMES, 0,6%; y consumo en 0,5%.

Este bajo crecimiento se debe a que la banca ha estado muy atareada con las reprogramaciones y refinanciamiento de las cuotas diferidas de los préstamos, pero también a la situación económica y la incertidumbre política. La mora se ha incrementado en ese mismo periodo de 1,5% a 1,6%, pero se espera que para 2022 esta cifra sufra un ascenso importante ya que los clientes reprogramados y con periodo de gracia, afectados por la pandemia, comenzarán a pagar sus créditos.

Previendo esta situación, la banca desde 2019 ha incrementado de manera significativa sus previsiones; de 2019 a 2020 un 21% y este año un 3%. Las previsiones a diciembre de 2019 alcanzaban al 152%, a diciembre de 2020 al 217%, y a septiembre de este 2021 al 203%.

Los depósitos han subido de 28.200 millones de dólares a 29.600 millones de dólares de diciembre 2020 a septiembre 2021, lo que equivale al 4,9%; mientras que la liquidez se ha incrementado ligeramente de 8.600 millones de dólares a 9.000 millones, que significan el 3,8% y el índice de liquidez (disponibilidades e inversiones temporarias/depósitos a corto plazo) se mantiene en un nivel del 60%.

Las utilidades por la crisis económica ocasionada por la pandemia han ido decreciendo desde 2019. De diciembre de 2019 a diciembre de 2020 pasaron de 326 millones de dólares a 137 millones de dólares, lo que indica una disminución del 58%. La utilidad a septiembre de 2021 es de 136 millones de dólares, que equivale a un decremento del 0,4%.

Con estos números, a septiembre 2021 se espera que la banca siga digitalizando su negocio para beneficiar a sus clientes y desconcentrar la atención en sus agencias o, eventualmente, cerrar algunas. El incremento de la cartera de créditos también será una tarea importante para incrementar sus ingresos y cumplir con sus objetivos, también seguirán en la normalización de su cartera y el incremento de sus previsiones. La reducción de costos será otra tarea importante, a través de la automatización de procesos, para lograr mayor eficiencia y mejorar sus niveles de rentabilidad.   

Se espera que la banca, para el cierre del 2021, mantenga los mismos niveles de solvencia con que demostrará nuevamente su capacidad de resiliencia sometida a máximo estrés, impulsando más la adopción digital y el crecimiento de la cartera de créditos.


*Es experto en emprendimiento e innovación; director del Hub de Innovación de la UMSA.