Brújula digital 728x90 px
Brújula digital 728x90 px
Banner-Bolivia
Banner-Bolivia
Equidad| 29/09/2021

OIT: En países de renta baja hay más brecha para que las mujeres consigan un empleo adecuado

OIT: En países de renta baja hay más brecha para que las mujeres consigan un empleo adecuado

La educación es uno de los recursos más importantes de la sociedad. Foto: UCB Tarija

Visión Sostenible |29|09|21|

De acuerdo con encuestas a población activa sobre el nivel de educación y las ocupaciones de todos los trabajadores empleados en más de 130 países, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que solo cerca de la mitad de los trabajadores del mundo ocupa puestos correspondientes a su nivel de educación. El resto está sobreeducado o infraeducado para su trabajo.

Si bien tanto las mujeres como los hombres tienen dificultades para encontrar empleos que se correspondan con su formación, en los países de renta alta no hay diferencias significativas entre ambos sexos en cuanto a la adecuación del empleo a su nivel de preparación. Sin embargo, en los países de renta baja las mujeres tienen menos probabilidades que los hombres de tener empleos que correspondan con su nivel de formación.

A medida que un país se desarrolla, muchas mujeres bien preparadas ocupan puestos de trabajo por debajo de su nivel educativo. Sin embargo, se debe tomar en cuenta que algunas mujeres pueden aceptar estos trabajos porque ofrecen ventajas específicas (un trabajo menos exigente y estresante, un mayor equilibrio entre la vida laboral y la personal, una mejor protección social, cercanía, una mayor responsabilidad social u otros).

“Para respaldar la elaboración de políticas destinadas a reducir los desajustes, es necesario evaluar en qué medida el nivel de educación de los trabajadores se corresponde con el nivel que exigen sus puestos de trabajo, y también comprender las causas y las consecuencias de la sobreeducación y de la infraeducación en la población. Esta información es esencial para la planificación macroeconómica y del desarrollo de los recursos humanos y para la formulación de políticas adecuadas”, enfatiza la OIT.

Sobreeducado o infraeducado

La educación es uno de los recursos más importantes de la sociedad, y como otros recursos también es escaso y costoso. A pesar de no poder solucionar todos los problemas de la sociedad por sí solo, debe ser utilizado de forma adecuada, lo que implica la generación de empleo de buena calidad.

La OIT reveló que muchas personas trabajan en empleos que no son acordes con su nivel de estudios. “Al mismo tiempo, muchos empresarios afirman tener dificultades para encontrar trabajadores con las competencias que necesitan para ampliar su negocio e innovar con éxito”.

Los trabajadores de los países con mayores ingresos tienen más probabilidades de ocupar puestos de trabajo acordes con su nivel de estudios. Mientras en los países de renta alta, el 60% de los empleados está en esa misma situación. En los países de renta media-alta el 52% tiene la posibilidad de estar en un nivel acorde con su educación; y en los de renta media-baja, el 43%.

Tanto la sobreeducación como la infraeducación se dan en todos los países, independientemente de su nivel de renta, pero existen patrones diferentes. La infraeducación es más frecuente en los países de renta baja, mientras que la sobreeducación lo es en los países de renta alta.

La infraeducación se observa tanto en los países de renta baja como en los de renta alta. Sin embargo, los países de renta baja como Bolivia son los que presentan la mayor proporción de trabajadores infraeducados: cerca del 70% de los ocupados tienen menos estudios de los que se requiere para su trabajo.

Según el análisis de la OIT, la principal razón de la infraeducación es el nivel relativamente bajo de estudios de la mano de obra existente y/o la falta de cualificaciones formales, en especial en los países de renta baja. Algunos de los infraeducados pueden seguir haciendo su trabajo bien porque han adquirido las competencias necesarias a través de la formación en el puesto de trabajo, la experiencia, el autoaprendizaje, las actividades sociales o el voluntariado.