Publicidad A - Superior
Sociedad | 10/08/2020

Víctima de secuestro cuenta su testimonio: “Me dieron un palazo, me tiraron piedras, me patearon la cara y la cabeza”

Víctima de secuestro cuenta su testimonio: “Me dieron un palazo, me tiraron piedras, me patearon la cara y la cabeza”

Yarlin Riveros fue secuestrado y torturado por los bloqueadores en Tiquipaya. Foto: Captura Bolivisión

Brújula Digital |10|8|20|

Yarlin Riveros, una de las personas que fue secuestrada y torturada este fin de semana por ayudar a desbloquear la carretera en la zona de Tiquipaya, Santa Cruz, contó su testimonio sobre cómo los bloqueadores de sectores afines al MAS lo golpearon y torturaron.

Riveros dijo que al intentar desbloquear la carretera en ese sector, pero apareció un grupo de unas 200 personas con palos y piedras que los sorprendieron. Dos mujeres sufrieron los mismos vejámenes que él, en una golpiza que duró unas nueve horas.

El jóven presenta fracturas, hematomas en la cabeza, tuvieron que coserle la oreja y ceja, y presenta heridas en todo el cuerpo.

“Tengo hoy que hacerme exámenes de tomografía y radiografías. Tengo dos puntos en la oreja, en la ceja, tengo la muñeca quebrada, hematomas en la cabeza, en la rodilla”, sostuvo.

Riveros contó: “Vino una turba de gente con palos, piedras y todo que nos sorprendieron porque era una turba grande de mucha gente. De otra calle salieron mujeres de pollera a tirarnos piedras, entonces prácticamente fue como una emboscada que ellos ya habían (previsto)”, dijo a Bolivisión.

Añadió que a él le agarraron entre 10 a 15 personas y lo empezaron a torturar. “A mí personalmente me agarraron unas 10 a 15 personas. Yo me senté y dije 'no voy a hacer nada', pero no les importó. Me dieron un palazo, me tiraron piedras, me patearon la cara, la cabeza, el cuerpo, me rompieron los lentes y ellos me seguían (torturando) en el suelo”, relató.

Ante ello dijo que les había pedido que ya no le agredan y los bloqueadores seguían golpeándolo.

“Cuando ya empecé a sangrar ya no podía más. Me quedé tendido en el suelo y me arrastraron y luego alzaron hasta la turba (...) eran más de 180 a 200 personas que estuvieron ahí en constante agresión, nos pegaban por la espalda mujeres y hombres, nos descuidábamos y nos seguían golpeando”, manifestó.

El Comité Pro Santa Cruz denunció el sábado que ocho personas habían sido secuestradas por los bloqueadores en dos localidades. “Comunicamos a la opinión pública que ocho personas, entre mujeres, jóvenes y hombres, se encuentran secuestrados desde hace varias horas por un grupo de bloqueadores en las zonas (cruceñas) de Tiquipaya y Jorochito”, indicó un comunicado.

Tiquipaya es una localidad en el municipio de Jorochito, que se encuentra a 47 kilómetros de Santa Cruz entre El Torno y la Angostura.

Riveros señaló que los secuestraron alrededor de las dos de la tarde y estuvo enmanillado y fue golpeado hasta las 11 de la noche. “Fue una agresión constante, tanto física como psicológica. Nos amenazaban de muerte, 'los vamos a quemar, los vamos a colgar, compren diésel, traigan diésel, los vamos a torturar, los vamos a matar, los vamos a degollar, de aquí no salen vivos, aquí es hasta la muerte' nos decían”, dijo.

Agregó que además aseguraban que el coronavirus no existe y que es una mentira. “Aquí no es como las 'pititas' decían. 'Sáquense los barbijos, no existe el coronavirus es mentira, los médicos inyectan a la gente el coronavirus. Son extranjeros que inyectan el virus a las personas. Aquí no existe el virus' gritaban”, relató la víctima.

 BD/ML