Adaptación-1000x155 (1)
Adaptación-1000x155 (1)
Bruějula Digital 1000px x 155px
Bruějula Digital 1000px x 155px
Sociedad | 02/06/2024

Tras quema de oficinas policiales en Santa Ana de Yacuma, hay 3 arrestados y se habla de “gente comprada”

Tras quema de oficinas policiales en Santa Ana de Yacuma, hay 3 arrestados y se habla de “gente comprada”

El comandante departamental de la Policía del Beni, Helsner Torrico, junto a vecinos. Foto: Captura

Brújula Digital|02|06|24|

Un grupo de personas incendió la noche del sábado las oficinas del comando policial de Santa Ana de Yacuma, Beni. Exigía la renuncia del comandante provincial, Juan Pablo Ayllón, quien este domingo denunció que hubo “gente comprada” que participó de la quema. También se anunció que tres personas fueron arrestadas con fines de investigación.

“Hubieron incidentes que tienen que ser investigados, se tiene que saber qué ha sucedido, qué ha motivado a estas personas e identificar para que respondan”, declaró el comandante departamental de la Policía del Beni, Helsner Torrico, en la reunión que sostuvo con los principales dirigentes de la comunidad quienes, además, reprocharon estos disturbios.

El domingo 26 de mayo cuatro personas abatieron a un joven en un céntrico restaurante de Santa Ana de Yacuma. La Policía llevó adelante allanamientos y dos personas fueron detenidas. A casi una semana del hecho un grupo de pobladores, al parecer, “pagados” por los autores de la muerte del varón, quemaron la noche del sábado el comando y redujeron a cenizas toda la documentación.

Ayllón dijo que “tenemos las grabaciones, cámaras, prácticamente el mismo pueblo ha rechazado lo que ha sucedido” y que sobre la turba “sabemos que han sido gente comprada, se tiene información del suceso, tenemos cámaras de vigilancia y también nos han pasado imágenes para reconocer a esas personas”.

Tanto los dirigentes como las autoridades policiales coincidieron en que los hechos de violencia no reflejan la voluntad de todo el pueblo, sino que se trata de un hecho protagonizado por personas para impedir que la Policía continúe investigando y encuentre a los responsables de un asesinato ocurrido hace una semana, reportó Erbol.

“Estos son casos aislados que se los va a resolver. Estamos conscientes de que no es todo el pueblo, es un pequeño grupo de personas que probablemente han sido seducidos, han sido engañados, o no sé qué es lo que ha sucedido, porque lo que deberían hacer más bien estas personas es venir y pedir que se esclarezca el caso, que se busque los responsables y abrir cualquier tipo de investigación y no lo que ha sucedido allí”, dijo Ayllón a los medios locales.

Ahora, la Policía trabaja en la identificación de más involucrados en los disturbios y solicitan imágenes de las cámaras de seguridad que pudieran haber registrado el hecho.

Torrico fue acompañado por el comandante provincial de Santa Ana de Yacuma, Juan Carlos Ayllón, según video del digital Jarajorechi noticias en el que se lo ve dialogando con los dirigentes en el patio de una de las viviendas del lugar. El oficial de la Policía explicó que las investigaciones continuarán para identificar a más personas involucradas en los daños a un bien público.

Los corregidores y delegados de comunidades y organizaciones vecinales que fueron parte de la reunión le pidieron al oficial de la Policía incrementar la seguridad puesto que hay un incremento de casos de inseguridad y hechos de sangre. Demandaron reforzar los controles o el cambio de todo el personal que fue desplazado al lugar.

"A veces hay personas que se ensucian las manos por míseros pesos, yo quiero que mi pueblo sea el de antes y no el que se está convirtiendo. Yo como madre de familia y sector indígena y del cabildo, me siendo decepcionada por lo que se escucha de Santa Ana, pido seguridad", expresaba una de las dirigentes ante el comandante.

El comandante Torrico les dijo que se quedarán tranquilos porque los sucesos de las anteriores semanas fueron impulsados por grupos de personas y no de la población entera.

¿Cómo se originó el problema?

José Carlos Jiménez Alí, piloto y supuestamente vinculado al narcotráfico, fue acribillado un día antes de celebrar el día de la madre. La Policía identificó al chofer que transportó a los cuatro sicarios. No prestó su declaración al Ministerio Público, pero habría dado detalles que les permitió a la Policía seguir tras la pista de sus cómplices.

Según la Policía, los autores de este crimen contrataron a una treintena de personas que amenazó al comandante provincial. Le dieron 24 horas para que abandone el lugar, pero él se rehusó. El plazo concluyó el sábado y esa misma noche esta turba llegó hasta el comando policial y le prendió fuego a todos los documentos, informes y archivos que tenía la Policía. Uno de los uniformados fue herido en el hombro con uno de los petardos.

BD/LE/CT



FIE-BANNER--BRUJULA-DIGITAL-1000X155-PX_1
FIE-BANNER--BRUJULA-DIGITAL-1000X155-PX_1


Banner BD 160724
Banner BD 160724
bk-cuadrado
bk-cuadrado