Brújula digital 728x90 px
Brújula digital 728x90 px
Sociedad | 05/09/2021

Gobierno resta credibilidad a la marcha indígena y alienta división interna para disolverla

Gobierno resta credibilidad a la marcha indígena y alienta división interna para disolverla

Brújula Digital |05|09|2021|

El gobierno desató en las últimas horas una ofensiva institucional orientada a disolver la marcha indígena en dos direcciones: restando credibilidad al movimiento, por falta de representación, y promoviendo una división interna, en las organizaciones, con apoyo de dirigentes afines al Movimiento al Socialismo (MAS-IPSP), según estableció este medio en fuentes oficiales.

El viceministro de Autonomías, Ávaro Ruíz, fue encargado de poner en evidencia la estrategia después que desacreditó la marcha y aseguró que hasta ahora no presentó un pliego petitorio específico a las autoridades para que conozcan, que están pidiendo.

“(De la marcha) hasta ahora no conocemos cuál es el pliego petitorio, quienes son las autoridades que están impulsando o realizando, más bien el contrario, quisiéramos conocer su demanda para por lo menos, analizarla, evaluarla”, declaró Ruiz al canal gubernamental BTV.

Sin embargo pueblos de cuatro departamentos que emprendieron una marcha forzosa desde el Beni hace casi dos semanas, restablecieron el parlamento indígena como instancia estratégica sectorial para exigir al gobierno respeto a sus territorios ancestrales y una justa distribución de tierras en el Oriente Boliviano, informó el histórico dirigente, Marcial Fabricano.

“Esta instancia milenaria que fue disuelta hace años por el poder político, nuevamente está vigente como instrumento, vital y estratégico, que nos permitirá defender nuestros derechos, que lastimosamente, fueron pisoteados, una vez más”, declaró el líder indígena que hace más de 60 años viene enarbolando banderas de reivindicación.

A su turno el dirigente indígena, Carlos Fabricano, de la Subcentral del Tipnis, y a fin al gobierno del MAS-IPS, llamó a los quienes están al frente del movimiento indígena, entre ellos Marcial Fabricano y Adolfo Chávez, “dirigentes reciclados y carentes de representación”.

“Esos que están protagonizando la marcha son dirigentes reciclados, el señor Marcial Fabricano, no vive en el Tipnis, vive en (la ciudad de) Trinidad en un barrio que se llama Plataforma, no se esta pidiendo al gobierno que su barrio no sea avasallado, son dirigentes que ya pasaron su tiempo”, afirmó el dirigente a BTV.

Ruiz aseguró, a su turno, que “en el Beni la tienen clara, los que hoy están marchando no representan como dirigentes a los pueblos indígenas del Beni, pero (en) Bolivia hay la sensación que es una marcha de los pueblos indígenas, cuando hay pronunciamientos, de los mismos indígenas que no la reconocen”.

Las marcha indígena, a pesar del cuestionamiento que hace el gobierno, recibió un aliciente adicional cuando pueblos oriundos de cuatro departamentos del país, decidieron plegarse al movimiento social que busca, sensibilizar a las autoridades de gobierno, suspender la titulación arbitraria de tierras que viene promoviendo el Instituto de Reforma Agraria (INRA), y ahuyentar el despojo de sus territorios, recodó Fabricano y respaldo la posición, Adolfo Chávez, vocero oficial de la Coica (Confederación Indígena de la Cuenca Amazónica).

Arremetida política

Fabricano también denunció que interculturales de una comunidad, quisieron impedir el paso de la marcha y quitarles la identificación que llevan, la madrugada de este domingo 5 de septiembre.

“Al fin pasó el cobarde embate, y habiendo salido en la madrugada, recién pudieron (los hermanos indígenas) acampar para hacer el desayuno”, señaló el histórico dirigente indígena.

“La marcha se encuentra ahora a mil metros de (la comunidad de) Santa María, y allá les advirtieron que habrá más interculturales (en el camino). Pero ellos, los pueblos indígenas, marcharán con la fe inquebrantable del Todo Poderoso, con la firmeza y humildad de su lucha, con Paz y pacíficamente”, alertó.

Según Fabricano, la marcha además comenzó a recibir apoyo de ciudadanos que no son propiamente indígenas, pero que están comprometidos con la causa.

“Van llegando ciudadanos para ser también vigilantes de la seguridad de los indígenas. Es lo menos. Esta marcha no es caballo de Troya y menos un juego, sino salió a la carretera en contra del atropello (que sufren) nuestros pueblos indígenas, es para protestar por la desobediencia de los gobernantes a la Constitución”, apuntó el líder indígena.

“Es una marcha más con tintes políticos”, respondió Ruíz a la posición indígena, y además aprovechó el canal de televisión gubernamental, para invitar a los marchistas a sumarse a las mesas de trabajo que abrió para hablar de sus necesidades.

Plan de trabajo

Ruiz también informó en este sentido que hace semanas vienen trabajando en un plan de desarrollo económico para los pueblos indígenas y,  evaluando el avance de la autonomía territorial de los pueblos.

“Tenemos una agenda programática con los pueblos indígenas y estamos coordinando con ellos una agenda programática bien definida, se han establecido mesas de trabajo, y eso es lo que estamos haciendo”, adelantó el viceministro.

Estamos promoviendo básicamente dos mesas de trabajo: una para mirar el tema de las autonomías indígenas territoriales y, una segunda para diseñar planes de desarrollo económico, precisó el viceministro.

“Vamos a desarrollar las mesas a partir del 16 y 17 de septiembre próximos en el Beni”, oficializó también el plazo para el inicio de conversaciones con al menos 14 regionales indígenas que tienen representación oficial en el Estado, según informó la autoridad.

BD/EMV





Gif aprobado VS
Gif aprobado VS
23_brujula-ea-toyo
23_brujula-ea-toyo
variacion-1
variacion-1