Adaptación-1000x155 (1)
Adaptación-1000x155 (1)
Bruějula Digital 1000px x 155px
Bruějula Digital 1000px x 155px
Sociedad | 01/03/2023

Opinión / El antídoto y el alacrán, el problema de una salud de tres cabezas

Opinión / El antídoto y el alacrán, el problema de una salud de tres cabezas

Cecilia Vargas

Brújula Digital |01|03|23|

Los últimos días ha surgido una discusión respecto a la gestión para conseguir el antídoto para el tratamiento de un niño picado por un alacrán; lastimosamente el niño murió. Sin embargo no es el único caso, de hecho, en octubre del 2021 se produjo la picadura de una araña viuda negra en Cochabamba, y aunque en su momento se pudo conseguir el antídoto, tampoco fue en el tiempo óptimo para el paciente.

El protocolo indica que el centro de salud primero debe reportar el tema al Servicio Departamental de Salud, mismo que debe informar al Programa Nacional contra Accidentes por Animales Ponzoñosos y ellos distribuir el antídoto en el país. En aquel momento ese antídoto fue provisto por INLASA;  por tanto nos encontramos ante un proceso burocrático donde intervienen tres instituciones: municipio (los centros de salud de primer nivel tienen dependencia administrativa de la alcaldía correspondiente), gobierno departamental y gobierno nacional.

Resurge la pregunta, en el caso del niño picado por el alacrán, ¿quién tenía que comprar el antídoto? Para los centros de salud, la compra debería realizarla las alcaldías, si es que consideramos el antídoto como un  medicamento. En ese caso, ¿dónde quedaría el programa nacional mencionado en el párrafo precedente?

Para hospitales de segundo nivel, también las alcaldías debían comprar el antídoto, dependiendo si esto se encuentra en lo que cubre o no el SUS, cuyos medicamentos son adquiridos según la norma con fuente de financiamiento de la coparticipación tributaria, dependiendo de la existencia o no en la Central de Abastecimiento y Suministros de Salud (CEASS), que pertenece al Ministerio de salud. En ese caso, se vuelve a cuestionar el papel que debe jugar el programa nacional.

En hospitales de tercer nivel, los medicamentos tendrían que ser adquiridos con el presupuesto designado desde el gobierno central, manteniéndose la interrogante respecto al programa nacional.

Cuando muchos están a cargo de algo no siempre los resultados son favorables, de hecho, esa tricefalia en el tema de la salud perjudica operativamente situaciones como las del niño picado por el alacrán; a la gente poco le importa las fuentes de financiamiento o los pasos burocráticos, le interesa curar su enfermedad y salvar la vida. Sin embargo, para llegar a eso se tienen que cumplir normas y pasos establecidos en un sistema de salud diseñado desde una visión discursiva, que no considera la realidad a la que se enfrentan pacientes y médicos y que van más allá de quien haya hecho las gestiones.

Cecilia Vargas Vásquez es médica y catedrática universitaria.



FIE-BANNER--BRUJULA-DIGITAL-1000X155-PX_1
FIE-BANNER--BRUJULA-DIGITAL-1000X155-PX_1


Banner BD 160724
Banner BD 160724
bk-cuadrado
bk-cuadrado