Política | 10/10/2020

Tres encuestas prevén un “final de infarto”, Arce puede ser Presidente en primera vuelta

Tres encuestas prevén un “final de infarto”, Arce puede ser Presidente en primera vuelta

Brújula Digital |10|10|20|

Tres recientes encuestas establecen que el resultado de las elecciones del 18 de octubre “serán de infarto” y que el candidato del MAS, Luis Arce, puede ser electo presidente en primera vuelta.

Las tres encuestas, realizadas por Jubileo, IPSOS y Celag a fines de septiembre y principios de octubre, establecen que Arce está casi 10 puntos por encima de Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana, el segundo en la carrera electoral. Ello se debe a la elevada votación de Luis Fernando Camacho, candidato de Creemos.

Se cree que Mesa ganaría con cierta holgura una segunda vuelta, pero está en riesgo de perder en la primera. Si un candidato logra 40% o más de los votos y 10 puntos de diferencia con el segundo, obtiene la presidencia.

Cuatro analistas dieron sus criterios a Brújula Digital y coincidieron en señalar que el resultado estará “al filo” de los 10 puntos de diferencia.

La encuesta urbano-rural de Jubileo, que tiene la muestra más grande, con más de 16.000 encuestados, establece una diferencia de 8,7 puntos a favor de Arce, que figura con 42,9% contra 34,2% para Mesa. El candidato del MAS está a 1,3 puntos de ser Presidente en primera vuelta. El tercero, Luis Fernando Camacho, ostenta un 17,8%.

Otra encuesta, de IPSOS, también urbano-rural y que consistió en 2.000 entrevistas, señala que Arce vencería la elección por 42,2% contra 34,6% para Mesa, es decir una diferencia de 7,6%. Lo que necesita Arce para ganar en primera vuelta es 2,4%. En la encuesta, Camacho tiene 17,1%.

El estudio de la Celag, que tiene una muestra de 1.700 encuestas, señaló que Arce se impone en las preferencias electorales con más de 10 puntos: tiene 44,4% de los votos válidos, seguido de Mesa, que obtiene 34,0%. En tercer lugar se ubica Fernando Camacho, con 15,2%.

El físico y analista Francesco Zaratti dijo que “se perfila un final de infarto, ya que, sumando los votos del exterior y los indecisos los dos escenarios más probables (victoria de Luis Arce en primera y segunda vueltas) aparecen con probabilidades parejas”.

Zaratti agrega que Mesa “sigue creciendo en todos los departamentos, pero no le alcanza para garantizar una segunda vuelta a no ser que los indecisos voten por él mayoritariamente y parte del electorado de Camacho escoja el voto útil o el voto cruzado”. Y señala que “ante la incertidumbre del resultado final, se han fortalecido posiciones violentas, con actos frecuentes de intolerancia y posturas amenazantes en nombre de un supuesto fraude”.

El antropólogo y analista Rodrigo Ayala señaló que “a pesar de que en los medios y redes en general se ha instalado la ‘sensación térmica’ de que la segunda vuelta está asegurada, la realidad es que existen serios indicios para suponer que el MAS puede ganar en la primera. Estos son la similitud en las tendencias demostradas por las encuestas de IPSOS y Jubileo en las que la proyección al voto válido muestra que el MAS fácilmente puede superar el 40% y que la brecha que lo aleja de Comunidad Ciudadana se acerca al 10%”.

Por otra parte, dijo Ayala, “da la impresión que se están subvaluando elementos que tradicionalmente han acompañado al MAS en los procesos electorales, entre ellos un importante bolsón de voto oculto, que por razones sociales o culturales no se manifiesta en las encuestas, el voto masivo de la comunidad rural y el voto proveniente de Argentina”.

El periodista Juan Carlos Salazar, quien fue director de Página Siete, tiene un criterio similar: “Las últimas encuestas perfilan una segunda vuelta, pero no la garantizan. Coinciden en que más del 60% del electorado prefiere la renovación, pero la dispersión, aunada a los eventuales votos nulos y blancos, favorece al candidato de la restauración autoritaria, quien está a un paso de lograr el 40% y una diferencia de 10 puntos sobre el segundo”.

Salazar considera que “votar por las opciones que no tienen ninguna posibilidad de llegar a la segunda vuelta es ayudar objetivamente al retorno del régimen autoritario, aunque los candidatos de tales opciones digan que permanecen en la carrera electoral para evitarlo”.

Finalmente, en una columna publicada en Brújula Digital, el analista Walter Guevara dijo que “es comprensible que algunos (empresarios) prefieran que Evo Morales, su socio de largos años, sea elegido Presidente en primera vuelta. Con este fin dan su apoyo a la candidatura divisiva de Camacho. Gracias a este apoyo, Arce puede sobrepasar el 40% de los votos, distanciarse de Mesa con más de 10 puntos y ser elegido Presidente en una primera y única vuelta”.

Guevara agregó que: “La decisión sobre quién será el próximo Presidente de Bolivia está en las manos del voto cruceño. Santa Cruz definirá si el MAS gana la presidencia en primera vuelta o si habrá una segunda vuelta en la que Arce perderá”.

BD/DIR