Política | 06/04/2020

Migración señala que grupos radicales del MAS intentan ingresar a Bolivia para generar desorden

Migración señala que grupos radicales del MAS intentan ingresar a Bolivia para generar desorden

Militares en la población fronteriza de Pisiga Foto Pagina Siete

Brújula Digital |06|04|20|

Para generar desorden y vulnerar la cuarentena total decretada por el Gobierno para evitar la propagación del coronavirus COVID-19, grupos radicales del Movimiento Al Socialismo (MAS) marcharon de Chile hasta la frontera e intentan ingresar a Bolivia, denunció hoy Marcel Rivas, director nacional de Migración de nuestro país.

 "Tenemos informes de inteligencia, y lo que ellos quieren es entrar y romper la cuarentena en Pisiga, luego entrar a Oruro y empezar a generar disturbios, empezar a generar violencia en Oruro y no se los vamos a permitir. Estos cuadros políticos masistas están repartiendo hasta 300 bolivianos cada día a los ciudadanos que vinieron", señaló la autoridad, según reporte de la Agencia Boliviana de Información (ABI).


Rivas,  detallo que “son ciudadanos bolivianos que tienen residencia fija en Chile, tienen casa y trabajo, pero incluso ‘dejaron a sus familias’ y marcharon solos hasta la frontera”. "Tienen su casa habitual en Chile, es decir no viven en Bolivia, han estado muchos allá tienen su familia, inclusive allá en Chile, no se han venido con su familia, eso es lo que llama mucho la atención, ", recalcó.

El director nacional de Migración, advirtió que el Gobierno no permitirá que grupos radicales generen disturbios y alteren la cuarentena decretada en el país, y anunció que “el Gobierno está instalando el segundo centro de aislamiento en la localidad de Pisiga, que tendrá la capacidad e albergar a unas 400 personas, pero advirtió que en ese centro se seguirá una ‘disciplina militar’, para evitar que se generen disturbios”.

"A pesar de que la amenaza de los cuadros del MAS vamos a establecer la fase B del centro de cuarentena en Pisiga (...), va a estar a 200 metros del actual centro de cuarentena en los depósitos de la Aduana, va a cumplir también todas las condiciones, todos los centros de cuarentena van a mantener una disciplina militar, no son centros de vacaciones, ni descanso", sostuvo Rivas y añadió, que “los ciudadanos que ingresen serán investigados y en caso de detectar algún intento de rebeldía o disturbio serán sometidos a las leyes bolivianas”.

En pasadas horas, según un reporte de la Agencia de Noticias Fides (ANF), los connacionales repatriados y ubicados en el campamento Tata Santiago en Pisiga, para que cumplan un aislamiento de 14 días como prevención por el Covid-19, denunciaron condiciones lamentables en el aislamiento, incluso con vulneración de derechos fundamentales.

“Al ingresar al campamento, los carnets de identidad de los migrantes fueron retenidos, y hasta el momento las autoridades no pueden garantizarles la suficiente alimentación”. Explicaron que ‘se sienten “castigados’ por el gobierno al ser sometidos al “’río insoportable’ de la región de Pisiga sin las mínimas condiciones de supervivencia”, según el reporte.

Coincidentemente, la Defensora del Pueblo interina, Nadia Cruz, (señalada como afín al Movimiento al Socialismo), hizo públicas una serie de críticas a la tarea del gobierno respecto al retorno de connacionales que se encontraban en Chile y, “denunció la vulneración de sus Derechos Humanos”.