Publicidad A - Superior
Política | 10/08/2020

Bloqueo de caminos de sectores afines al MAS reactiva enfrentamientos entre civiles

Bloqueo de caminos de sectores afines al MAS reactiva enfrentamientos entre civiles

Ciudadanos tomados de rehenes por sectores afines al MAS. Foto: Twitter @LuisFerCamachoV

Brújula Digital |10|08|20|

El bloqueo de caminos de sectores afines al MAS que cumple este lunes su octavo día, en demanda de que las elecciones generales no se posterguen hasta el 18 de octubre, reactivó el enfrentamiento civil en el país entre sectores sociales del Pacto de Unidad y grupos cívicos, quienes desde el fin de semana iniciaron operativos de desbloqueo de las carreteras principalmente de los departamentos de Santa Cruz y Cochabamba.

En noviembre de 2019, tras la renuncia de Evo Morales a la Presidencia, luego de ser acusado de haber promovido un fraude electoral en las elecciones que ser realizaron un mes antes, grupos civiles se enfrentaron a grupos afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) que de igual manera protagonizaban bloqueos de caminos en contra de la dimisión de Morales. Para hacer frente a esa movilización, grupos cívicos civiles y jóvenes se enfrentaron a los bloqueadores. Uno de los grupos más destacados fue Resistencia Juvenil Cochala (RJC), en Cochabamba.

Una de los principales perjuicios que causó este bloqueo de caminos tiene que ver con la provisión de oxígeno medicinal a hospitales especialmente de Cochabamba y del occidente del país; el Gobierno reportó la muerte de más de 30 pacientes por falta de este insumo, que es vital para los enfermos por coronavirus. Al margen, también hubo abastecimiento de alimentos a ciudades capitales de departamento y retención de productos de exportación. Los puntos de bloqueo crecieron desde la pasada semana, cuando se reportaron 60, hasta los más de 150 detectados este lunes.

Ante ese perjuicio, durante este fin de semana, grupos cívicos civiles cruceños sostuvieron enfrentamientos con bloqueadores, en su intento de habilitar las vías, en Samaipata, Tiquipaya y Mairana. En estas confrontaciones se tuvo el saldo de ocho personas tomadas como rehenes por parte de los sectores afines al MAS, cinco policías heridos y vehículos policiales dañados con la rotura de parabrisas y vidrios laterales.

Además, el candidato presidencial por la alianza Creemos, Fernando Camacho, hizo un llamado a grupos civiles para desbloquear caminos, aunque el Gobierno hizo un llamado para que no se genere más violencia en los caminos.

Otros enfrentamientos se dieron en la ciudad de Cochabamba, donde la Resistencia Juvenil Cochala desbloqueó una vía de la avenida Blanco Galindo.

El líder de la RJC, Yassir Molina, advirtió que la ciudadanía ya está cansada de los “caprichos” las organizaciones afines al MAS, al igual que en noviembre del año pasado, y está harta de sus “berrinches”. Agregó que desde el año pasado ya se perdió el “miedo” a estas movilizaciones, por lo que hizo un llamado al “pueblo boliviano” para defender sus derechos. 

Molina aseguró a radio Panamericana que ya se cuenta con similares organizaciones juveniles en los nueve departamentos del país. Advirtió que, en el caso de Cochabamba, se tiene la capacidad de convocatoria inmediata a unos 2.500 jóvenes a través de una sola llamada en redes sociales.

El dirigente juvenil indicó que la ciudadanía ya se manifiesta a través de las redes sociales para expresar su rechazo a las movilizaciones de bloqueo de los sectores afines al MAS. Hizo un llamado a las centrales obreras departamentales a que desconozcan el secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, por convocar a un bloqueo de caminos que “desestabiliza” el país a costa de los intereses del partido político MAS.

El secretario ejecutivo de la Central Obrera Departamental (COD) de Chuquisaca, Carlos Salazar, advirtió que en Sucre hay grupos civiles que se organizan para enfrentarse con los bloqueadores de caminos. Indicó que entre esas agrupaciones están los denominados “cascos amarillos” y otras plataformas democráticas.

Por ese motivo, pidió a Huarachi que cesen los bloqueos. “que no se nos vaya de las manos” este conflicto y genere enfrentamientos entre civiles, advirtió el dirigente Chuquisaqueño.

“(Con este bloqueo) el MAS se está haciendo un harakiri”, complementó Salazar, quien reiteró su llamado a los dirigentes que impulsan esta movilización a suspenderla.

BD/JJC