Economía | 29/07/2020

Carlos Gill rechaza propuesta de Tuto Quiroga de nacionalizar los ferrocarriles

Carlos Gill rechaza propuesta de Tuto Quiroga de nacionalizar los ferrocarriles

Brújula Digital |29|7|20|

El empresario venezolano Carlos Gill Ramírez, que es propietario de los ferrocarriles oriental y occidental del país se mostró sorprendido de que Jorge Tuto Quiroga hubiera promovido la nacionalización de empresas, más aun considerando que lo hizo en un evento de la Cámara Americana de Comercio y la Cámara de Comercio de Bolivia en EEUU.

“Sorprende que un invitado a la entrevista patrocinada por la AMCHAM manifieste como propuesta nacionalizar a empresas privadas que cuentan entre sus accionistas con entidades como el IFC (del Banco Mundial), los fondos de pensiones de Bolivia y Chile, entre otros”, dijo Gill mediante un comunicado. “Tuto Quiroga plantea una ilógica nacionalización de los ferrocarriles”, agregó.

Quiroga participó el lunes en el foro de candidatos presidenciales que organizan las cámaras boliviano-americanas, y en él calificó a Gill como un “testaferro de (Nicolás) Maduro” y dijo que si llega al poder nacionalizaría los ferrocarriles.

Gill, en el comunicado, explicó que “en 2009, luego de las negociaciones con el socio extranjero de Ferroviaria Oriental SA, Genesee & Wyoming, adquiero la totalidad de su participación dentro de la compañía, equivalente aproximadamente al 20% del total de las acciones”.

Ferroviaria Oriental está conformada actualmente por tres accionistas principales, que son las AFP Previsión y Futuro, y Trenes Continentales, una empresa que tiene entre sus socios al IFC-Banco Mundial y Ferrocarril General Belgrano, de Argentina.

“Asimismo, en el año 2015, adquiero la totalidad de la participación del socio extranjero de la Empresa Ferroviaria Andina SA, equivalente al 50,0037% de las acciones”, informó.

Ferroviaria Andina está conformada por tres accionistas principales que son las dos AFP y Bolivian Railways, en la que Gill tiene acciones.

Pese a su presencia accionaria minoritaria, Gill administra ambas empresas. También fue beneficiado con el contrato para la construcción de las obras civiles del teleférico y con la venta de radares para el Ministerio de Gobierno, además de haber adquirido el diario La Razón. Según Quiroga, es también propietario de Gravetal y del banco Prodem.

El lunes, en el foro de los empresarios, Quiroga dijo en referencia al MAS que “llegó un gobierno autoritario y mediante extorsión, exacción y presiones sabemos lo que pasó (…). Llegó el testaferro de maduro, el señor Gill y empezaron a comprarse medios de comunicación”, dijo Quiroga al exponer en el foro organizado por la Cámara Americana de Comercio de La Paz y la Cámara de Comercio de Bolivia en EEUU.

Según Quiroga, Gill logró hacer negocios con el Estado a cambio de que su periódico favoreciera las políticas del gobierno anterior.

En su comunicado, Gill hizo notar que durante los gobiernos de Jaime Paz Zamora y Hugo Banzer en los que Quiroga participó, se privatizaron decenas de empresas estatales y “ahora defiende la nacionalización”.

BL/RPU