Cultura | 28/01/2019

El día que “Borat” reveló una red de pedofilia

El día que “Borat” reveló una red de pedofilia

Jerussa Pozo

Brújula Digital |28|1|19|

Muchos lo conocimos como “Borat”, “Bruno” o en películas como “El Dictador”. Es el actor Sacha Baron Cohen y los que estamos familiarizados con sus películas al estilo de “falso documental” sabemos que este actor no tiene miedo de la comedia extrema.

En el 2018 nos trajo una nueva propuesta de programa televisivo: “Who is America?” (¿Quién es América?), que ya se puede ver en Netflix. Cohen hace de las suyas en esta serie: estando disfrazado engaña a políticos, personalidades del mundo de la farándula entre otros y los somete al escarnio público.

Antes de esa serie, el comediante casi recibió un puñetazo en la cara por parte del político republicano Ron Paul; logró engañar a Donald Trump en una entrevista; y en otro episodio logró hacer que la excantante Paula Abdul se sentara sobre una persona en un contexto de obvia xenofobia.

Con “Who is America?”, quiso llegar todavía más lejos. Interpretando personajes fascistas, consiguió entrevistar a personas de la ultraderecha norteamericana, como el sheriff Joey Arpaio, a quien le hizo decir cosas bastantes subidas de tono.

Interpretó a un exagente del servicio de inteligencia israelí y entrevistó a un abogado republicano, a quien hizo que se quitara los pantalones al finalizar una entrevista. También tuvo un momento extrañamente gracioso con el exvicepresidente Dick Cheney, quien a comparación de los anteriores personajes logró mantener su dignidad y la tranquilidad.

Se pensaría que el actor de “Borat” no tiene límites… hasta ahora. El 20 de diciembre de 2018, hizo público en una entrevista que hubo un segmento del programa que no quiso poner en la televisión por ser extremo. Cohen interpretaba a un personaje nuevo: un playboy millonario de Italia llamado Gio Moldonado. El episodio se filmó en Las Vegas y se enfocó en el tema de escándalos de abuso sexual. El comediante nunca pensó que llegaría lejos. Camuflado en su personaje, Cohen conversa con un hombre bastante influyente de Las Vegas.

Después de la entrevista, y ya supuestamente sin cámaras, el actor revela que abusó sexualmente de un niño de ocho años. Cohen esperaba a que el sujeto con quien hablaba se molestara e interrumpiera la conversación. Pero no fue el caso.

El sujeto ni se inmuta, así que Cohen continuó la conversación y le consultó cómo podía obtener ayudar para salir de ese inconveniente. Para su sorpresa, el hombre le dio la mejor lista de abogados de Estados Unidos que lo podían sacar del problema.

En la entrevista se revela que hay abogados que se “especializan” en ese tipo de casos, con “excelentes resultados”, amén de que están contactados con gente importante en la prensa para que nada salga publicado.

¿Hasta aquí les parece demasiado? Cohen sube la apuesta y dice:

– “¿Acaso no conoces alguien que me ayude a matar al niño?”

Nuevamente el influyente hombre no se inmutó. Solo se rió y dijo:

–“Estamos en Estados Unidos, acá no podemos hacer eso. Pero no te preocupes, usa cualquiera de los abogados de los que te hablé. Ellos van a silenciar al niño y a su familia”.

Finalmente, Sacha Baron Cohen tira toda la carne a la parrilla:

–“¿Me ayudarías a organizar una cita sexual para esta noche?”.

–“¿A qué te refieres exactamente”?

–“Quiero un niño que no sea tan viejo como para su Bar Mitzvah (13 años), pero que sea mayor de ocho años”.

Nuevamente, el entrevistado no se queda atrás:

–“Sí, seguro. Te puedo poner en contacto con gente que te puede conseguir chicos así”.

Quien quiera que sea que Baron Cohen haya entrevistado, es alguien influyente y con contactos políticos y artísticos en la ciudad de Las Vegas.

Al terminar el encuentro, tanto el comediante y su productor estuvieron de acuerdo en entregar la cinta al FBI ya que era evidente que por accidente habían descubierto una red de pedofilia.

En diciembre de 2018, Cohen se enteró de que el FBI no presentaría cargos contra el hombre del video, por lo que decidió contarlo él mismo sin revelar la identidad del sujeto.

Jerussa Pozo escribe sobre temas de cine.